Retiro “Sacerdotes: ¿Cuál es mi lugar en el Reino de Dios?”.

25348262_1534382006596806_4367627018407268567_n

Durante los días 18 al 21 de enero de 2018, en la Granja Presbiteriana de El Tabo, se llevó a cabo el Retiro Presbiterial de Jóvenes, este año bajo la temática “Sacerdotes: ¿Cuál es mi lugar en el Reino de Dios?”. La idea del mismo fue abordar la doctrina del sacerdocio universal de los creyentes, y cómo esta conceptualización se puede aterrizar al quehacer de cada hijo de Dios en el mundo, aunque en esta ocasión quisimos apuntar sobre todo al desarrollo de trabajos en la iglesia: discipulado (expuso el Pr. Caleb Fernández), evangelismo (expuso el Pr. Carlos Muñoz), vocaciones (expuso el Pr. Jonathan Muñoz) y liderazgo (expuso el Pr. Vladimir Pacheco). Compartió con nosotros, también, el moderador del Sínodo de la Iglesia Presbiteriana de Chile, Pr. Daniel Vásquez, una exposición titulada “Desafíos de la IPCH para la juventud”.

En esta ocasión, el tercer retiro de jóvenes en el que participo, me tocó compartir el tema introductorio a la doctrina del sacerdocio universal, además de un taller de diaconado junto a mi esposa Mónica. De hecho, esta es la primera vez en la que participo de un retiro presbiterial junto a toda mi familia, lo que le dio un significado muy especial a esta instancia.

Comparto acá las diapositivas de mi exposición, como también los apuntes que guiaron la conversación en el taller de diaconado, los que pueden ser de utilidad. Es más, dicho taller de diaconado se ha proyectado en el tiempo, ya que estamos preparando en conjunto una feria de servicios en la comuna de Puente Alto para el mes de mayo de este año, y anhelamos también que trascienda a dicho momento. Si te quieres sumar, puedes hacerlo.

¿Qué es el sacerdocio universal? (Diapositivas de la exposición introductoria).

Taller de diaconado (Apuntes que guiaron la conversación).

También les comparto algunas fotos de la actividad:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un abrazo, Luis.

Despedida de Refugio de Gracia.

IMG_0108

Dios ha sido bueno y fiel. A los 18 años de edad, siendo un joven pentecostal, sentí una fuerte convicción del llamado que Dios me estaba haciendo para trabajar en el ministerio pastoral. Hoy a mis 35 años, viendo la historia para atrás, puedo notar la alegría de que Dios ha escrito recto sobre mis líneas torcidas. Ha sido Él quien me ha sostenido y me permite la esperanza de la siembra entre lágrimas.

Agradezco a Dios por estos dos años de trabajo en esta comunidad, la Iglesia Refugio de Gracia, una comunidad a la que amé desde antes de venir a trabajar y ser parte en ella. La realidad de una iglesia dañada y que necesitaba de una mano, sumada a la convicción de que un hijo siempre tiene que ayudar a su madre, fueron las cosas que Dios ocupó para aceptar la invitación de la 5ª Iglesia Presbiteriana de Santiago para servir en esta comunidad. Fue eso, el amor a hermanos que necesitaban de sanidad y restauración lo que me movió a estar con ustedes. Soy consciente de mis errores, desaciertos, fallas de carácter. No soy un modelo terminado en el ministerio, porque aún estoy en el camino de la preparación para él. Y si Dios me ocupó para servir entre ustedes, Dios también les ocupó a ustedes en su escuela, en la mejor escuela de preparación para el servicio de predicar y servir a la comunidad.

Agradezco a quienes trabajaron conmigo en el Equipo Pastoral, a quienes desempeñaron funciones en el diaconado, en la escuela dominical para adultos y niños, en la liturgia, en la comida y el café. Agradezco a quienes abrieron las puertas de su casa, para compartir la mesa, la conversación, la enseñanza y la oración. Agradezco a quienes me dieron su amistad, como también a quienes manifestaron gestos de preocupación que fueron, y son significativos.

Agradezco a la 5ª Iglesia Presbiteriana de Santiago por invitarme a servir, por ser responsables en el cuidado y el servicio en la misión que es de Dios. Doy fe del arduo trabajo que realizan. Agradezco al Pr. David Vilches, por todas las conversaciones que tuvimos en este tiempo y por el cariño sincero que sentí de su parte. Gracias pastor.

No está acá, pero quisiera dejar constancia de mi agradecimiento a mi tutor eclesiástico, el Pr. Vladimir Pacheco, por acompañarme en este proceso, por ayudarme a aterrizar mis sueños, por escucharme cuando lo necesité, por orar por mi, y por exhortarme cuando fue necesario.

Y, por supuesto, y con todo mi amor, agradezco a Mónica mi esposa amada, por estar conmigo en las buenas y en las malas, por pegarme el empujón cuando no hay fuerzas, por su abrazo tan necesario. A mis hijos Miguel y Sophía por amarme y acompañar a su papá, añorando a sus amigos, y disfrutando a los de hoy en Refugio, junto con la alegría de permitirme vivir con ellos y disfrutarlos a concho. Les pido perdón si por mi trabajo obsesivo en algún momento les descuidé. Y nuevamente les agradezco por enseñarme con paciencia lo que debo priorizar, más allá de los discursos políticamente correctos.

Y sí, ha llegado el fin de un proceso. Me voy con dos convicciones. Respecto de mí, me voy con la convicción de lo dicho por Pablo a los presbíteros de Éfeso en su despedida: “Sin embargo, considero que mi vida carece de valor para mí mismo, con tal de que termine mi carrera y lleve a cabo el servicio que me ha encomendado el Señor Jesús, que es el de dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios” (Hechos 20:24). Y respecto de ustedes, amada Iglesia Refugio de Gracia, la convicción de lo dicho por el mismo apóstol: “Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús” (Filipenses 1:6). Él es fiel. Vivimos en la historia que Él ha trazado de principio a fin. Por eso vivamos y trabajemos con esperanza.

Hoy como ayer, y a pesar de mi mismo, Soli Deo Gloria.

Luis Pino Moyano.

Maipú, 28 de enero de 2018.

 

(Después de leerlo, sugiero escuches la canción de Santiago Benavides “Gracias por Pedro”).

Pensamiento económico y social de Juan Calvino.

Calvino oct

El domingo 22 de octubre de 2017, me correspondió compartir una exposición sobre el pensamiento económico y social de Juan Calvino.

¿Cuál fue el propósito de abordar esta temática?

Por sobre todo, ampliar la mirada de Calvino. A muchos de nosotros, que no somos presbiterianos de origen, sino que venimos de otras comunidades eclesiales, nuestro acercamiento se debió al reconocimiento de las doctrinas de la gracia. A eso le llamábamos “calvinismo”. Calvino propuso una mirada completa de la realidad. El calvinismo es una cosmovisión en la idea de un filtro para mirar el mundo, además de un “sentido de la vida” como diría Juan Mackay. En dicha ampliación, hemos querido hablar del pensamiento económico y social de Calvino. En otras palabras de Política con mayúsculas. Si Cristo es Señor por sobre todo, de todo y en todos, y el Reino de Dios excede los muros de nuestros templos, no hay temas vedados para los creyentes.

Comparto acá el audio de dicha exposición:

 

Exposiciones sobre presbiterianismo en Chile.

17522911_430634313952285_3259117609185402698_n

En el marco de los 150 años del presbiterianismo en Chile, y particularmente de la “Iglesia Presbiteriana de Chile”, que se cumplirán el próximo año, la 1ª Iglesia Presbiteriana de Santiago ha estado desarrollando este año una serie de conferencias históricas. En mi caso, me ha tocado participar de dos de ellas, una sobre el presbiterianismo entre 1903 y 1964, y otra sobre la nacionalización de la Iglesia Presbiteriana de Chile en 1964.

Comparto acá los vídeos que registran ambas exposiciones, junto con las diapositivas presentadas en dichas ocasiones, compendiadas en un solo archivo, esperando que sean un aporte a la reflexión sobre la realidad pasada (y presente) de nuestra amada iglesia.

 

Las diapositivas de ambas exposiciones, compendiadas en un solo archivo, puede descargarse haciendo clic aquí.

Les invito a revisar todas las exposiciones, registradas en el canal de YouTube de la 1ª Iglesia Presbiteriana de Santiago.

17457277_431616837187366_5706026869946311094_n

20229251_490166627999053_5252798335316658667_n

La liturgia en la plantación y la revitalización de iglesias.

El 24 de septiembre de 2016, en la 1ª Iglesia Presbiteriana de Santiago, se llevó a cabo el Encuentro Presbiterial Planta! 2016. En él se abordó el tema del culto en el contexto de la plantación y la revitalización de iglesias.

 En dicha instancia me correspondió realizar el taller de liturgia. Les comparto el vídeo y las diapositivas de la presentación, esperando que sean útiles en la reflexión de este tema.

 Puede descargar las diapositivas haciendo clic aquí.

Cosmovisión cristiana y posmodernidad.

Entre los días 20 al 24 de enero de 2016, se realizó el “Retiro Metanoia” de los Jóvenes del Presbiterio Centro de la Iglesia Presbiteriana de Chile. Allí, tuve la oportunidad de compartir el tema “Posmodernidad y Cosmovisión Cristiana”.

 Comparto este vídeo como un recurso más para la comprensión de la época en la que vivimos y los desafíos que ésta nos propone como cristianos.

Dios nos reforma para buscar la santidad.

16177841_10210824647386095_889349912529444130_o

Los días 20 al 23 de enero de 2017, se realizó en la Granja Presbiteriana en El Tabo, el Retiro del Departamento de Jóvenes del Presbiterio Centro de la Iglesia Presbiteriana de Chile. Durante esos días estuvimos analizando el texto de Colosenses 1:13-23 bajo la siguiente parcelación:

vv. 13,14: Dios nos reforma por la obra consumada de Cristo.

vv. 15-17: Dios reforma nuestra visión del mundo y de la vida (¡Cristo es Señor sobre todo!).

vv. 18-20: Dios nos reforma haciéndonos parte de la iglesia (no hay cristianismo sin comunidad).

vv. 21,22. Dios nos reforma para buscar la santidad.

v. 23. Dios nos reforma para que anunciemos el evangelio.

En síntesis, vemos el señorío de Cristo en la creación y en la iglesia. Una de sus manifestaciones es el poder reformador de Dios. A mí me correspondió hablar de los versículos 21 y 22 en la predicación de la mañana del domingo en la Iglesia Mar de Gracia. Allí relevamos el hecho de que Cristo ha reconciliado a los suyos con Dios (el verbo en pasado no es casual: esa obra ya ha sido aplicada). Por ende, al ser reconciliados, debemos vivir de acuerdo a esa renovación total de nuestra vida. Un reconciliado no vive inmerso en el pecado, vive como hijo adoptado por pura gracia por el Dios vivo y real. La propuesta del sermón fue ver lo que nosotros hacíamos, lo que Cristo hizo por nosotros y lo que nosotros tenemos que hacer.

A quienes estén interesados en este tema, les comparto el diaporama de dicha ocasión, el cual pueden descargar haciendo clic aquí.

Culto del domingo 22 de enero de 2017, en la Iglesia Mar de Gracia.
Jóvenes asistentes al Retiro Metanoia 2
Jóvenes asistentes al Retiro Metanoia 2 “Semper Reformanda”.

Ha sido un tremendo honor y bendición compartir con los jóvenes durante estos dos períodos de trabajo, en la tarea de asesor. El aprendizaje y la comunicación de las enseñanzas de la Palabra bullen al calor de la comunidad. La fuerza vital de los jóvenes hace del cansancio algo grato. Dios ha sido bueno y fiel.

La participación en la Conferencia de Plantación de Iglesias del CTPI 2016.

Conferencia CTPI 2016_96

Mientras disfruto el mediodía de São Paulo, comienzo a escribir este breve post en la casa de Guilherme y Miriam, quienes muy gentilmente nos han hospedado durante estos días.

Estamos acá por nuestra participación en la VIII Conferencia de Plantación de Iglesias, organizada por el CTPI. Fue una conferencia desafiante, que confrontó y nos llamó a ser iglesias transformadoras, orgánicamente, afectando la vida de la iglesia y de la sociedad con sus miembros diseminados en ella, por el poder del evangelio.

Quisiera compartir mis apuntes de las exposiciones y del taller en el que participé con Michael Goheen y Ronaldo Lidório. Evidentemente, estos apuntes no alcanzan a representar el potencial de las palabras expresadas, pero pueden reportar una ayuda y provocación para quienes están interesados en la plantación y la revitalización de iglesias.

Lea los apuntes haciendo clic aquí (también puede descargarlos).

Ha sido un muy buen tiempo de fraternidad con el Pastor David Vilches, el Presbítero Felipe Aguilar y con David Vilches Lagos, además de todas las lindas personas con las que hemos podido compartir estos día.

Un abrazo en Cristo, Luis…